Nada es eterno, y menos en el Madrid

Real Madrid ha demostrado que es un club que no se enamora de sus grandes ídolos. Alfredo Di Stéfano, Raúl González y Cristiano Ronaldo, por ejemplo, han salido del equipo cuando muchos fans los imaginaban por siempre allí. 


Si nos guiamos por los últimos reportes, parece que Sergio Ramos se sumará a este grupo. El capitán merengue quedará en libertad de acción a fin de mes y la institución ya piensa en cómo despedirlo con honores. 


Ramos ha dejado huella en el Santiago Bernabéu, con 22 títulos sobre sus espaldas. Su estirpe ha enamorado a la afición de forma permanente. Lastimosamente, nada es eterno. Y menos en el Madrid.


Por Federico Colman.

PH: Getty.